Este sitio web utiliza galletas (cookies) propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que nos das permiso para hacerlo.

Destacados

23/01/2014 - Shackleton, un buen ejemplo

No es casual que uno de los dos barcos con los que contaba el irlandés Ernest Shackleton para conquistar el Polo Sur se llamara Endurance («Resistencia»). De hecho, la palabra formaba parte del lema de su familia: «By endurance we conquer.» (La resistencia nos hará vencer.)
 
 
Este año se conmemora el centenario de la Expedición Imperial Transantártica, liderada por Shackleton. Los veintisiete expedicionarios que lo acompañaron habían contestado a un anuncio publicado en la prensa inglesa que rezaba así:
 
«Se buscan hombres para un viaje peligroso. Sueldo bajo. Frío extremo. Largos meses de completa oscuridad. Peligro constante. No se asegura retorno con vida. Honor y reconocimiento en caso de éxito.»
 
 
La expedición duró dos años porque el mar de Weddell se congeló y el Endurance permaneció casi un año atrapado en el hielo. Shackleton y sus hombres tuvieron que luchar para sobrevivir durante muchos meses en unas condiciones durísimas.
 
 
Se le hiela a uno la sangre, ¿verdad?
 
Pues los detalles y el desenlace de esta fascinante y legendaria aventura os sorprenderán todavía más. Si queréis saber por qué Shackleton es considerado un modelo de entereza y liderazgo, no os perdáis Shackleton. Expedición a la Antártida, de Lluís Prats.
 
 
Y también os recomendamos Viajeros intrépidos, de Montse Ganges e Imapla, que incluye un capítulo dedicado a Shackleton.
 
 
 
 

Archivo

  • No hay años disponibles.
Editorial Casals, SA
Casp, 79, 08013 Barcelona
Sellos
Recursos
© 2007-2019 Editorial Casals, SA
Aviso legal | Créditos